Inscripción Olimpiada Científica Europea

OLIMPIADA CIENTÍFICA DE LA UNIÓN EUROPEA

La Olimpiada Científica de la Unión Europea (European Union Science Olympiad, EUSO) es una competición organizada para que equipos de alumnos de secundaria (tres por equipo) de los países miembros de la UE (dos equipos por país) demuestren sus habilidades al abordar problemas científicos, así como su actitud o proceder ante una experiencia científica en la que deberán utilizarse equipos materiales normalmente utilizados en trabajos de investigación; cada uno de los alumnos participantes ha de estar matriculado al menos dos años en centros público o privados del país al que representa y no habrá cumplido los 17 años al 31 de diciembre del año anterior al de celebración del evento.

Entre otros, son objetivos fundamentales de esta competición:
    - Estimular el interés de los estudiantes por las Ciencias.
    - Proyectar una imagen más positiva de las Ciencias y los científicos.
    - Impulsar los valores de las Ciencias dentro de la sociedad.
    - Recompensar los esfuerzos que los estudiantes de ciencias tienen que realizar.
    - Intercambiar ideas y materiales sobre enseñanza de las ciencias entre las comunidades educativas de los países miembros de la UE.
    - Fomentar la cooperación entre los centros de secundaria de los países miembros de la UE.

La competición se desarrollará en la ciudad que designe el país organizador durante un período no superior a dos semanas. Las pruebas a realizar por los alumnos tendrán lugar en días no consecutivos, durante un mínimo de 4 horas, en los laboratorios de una Universidad. Cada equipo debe recibir las instrucciones y las tareas a realizar (donde deben equilibrarse en la medida de lo posibles la Biología, la Física y la Química) en la lengua o lenguas oficiales de su país. Las autoridades educativas del país organizador podrán delegar en instituciones científicas de reconocido prestigio la organización y diseño de las pruebas a realizar, constituyendo para ello un Comité Científico; también serán responsables de invitar a cada uno de los gobiernos pertenecientes a la UE para su participación o envío de observadores. El país organizador debe sufragar los gastos de estancia y mantenimiento, así como las actividades lúdico-culturales que programe, actividades que deberán impulsar el intercambio de ideas y materiales educativos entre los distintos estados, además de intentar realzar el acontecimiento.

Cada delegación constará de seis alumnos y tres Profesores Mentores (uno por cada disciplina), pudiendo estar acompañada por más de un Observador. Los Coordinadores de cada país participante y todos los Profesores Mentores asistentes constituirán el Jurado Científico y se encargarán de inspeccionar los laboratorios y equipos donde y con los que llevar a cabo las pruebas experimentales, discutirán y aprobarán las pruebas, visarán los criterios de valoración y tendrán derecho a comprobar los procedimientos establecidos; así mismo, serán los encargados de traducir a su lengua o lenguas oficiales los textos aportados por el Comité Científico, que deberán estar escritos en inglés, idioma oficial de la Olimpiada.

HISTORIA

La Olimpiada Científica de la Unión Europea, EUSO, es una idea de Mr. Michael A. Cotter surgida de su experiencia como Director de todas las Olimpiadas de Ciencias de la República de Irlanda, en donde se determinan los participantes en las Olimpiadas Internacionales de Biología (IBO), de Física (IPhO), de Química (IChO) y de Informática (IOI). La propuesta fue expuesta en 1998 por Mr. Noel Treacy, Ministro de Ciencia y Tecnología irlandés en aquel momento, a los Ministros de Educación y Ciencia de la UE, los cuales la apoyaron con entusiasmo.


Participantes en la primera edición de la EUSO. Ayuntamiento de Dublín, Mayo de 2003

Después de varias reuniones para establecer los Estatutos que la rigen y nombrar los Coordinadores nacionales (que constituyen el Consejo de Gobierno), la primera edición de esta competición se celebró del 6 al 13 de
abril de 2003 en la capital de la República de Irlanda bajo los auspicios científicos de la Dublín City University (DCU) y los económicos de los Ministerios de Educación y Ciencia y Tecnología de dicho país y con la colaboración del County Council. Siete fueron los países asistentes, Bélgica, Alemania, Irlanda Holanda, España, Suecia y el Reino Unido; Suiza envió un observador. El equipo español que participó, formado en este caso por ganadores o participantes en las distintas olimpiadas nacionales de Física y Química y un experto en Biología, obtuvo una medalla de bronce. Tanto la ceremonia de apertura como la de clausura tuvieron lugar en el Ayuntamiento de Dubín (The Mansion House), interviniendo distintas autoridades políticas y universitarias en ambos actos, como el citado Ministro Noel Treacy, la Ministra de Educación, Mary Hanafin, el Alcalde de Dublín, Lord Dermot Lacey, el Senador Liam Fitzgerald y el Profesor de la DCU Dr. Malcom Smyth.


El Senador Liam Fitzgerald, Lord Dermot Lacey, Lord Mayor of Dublín, la Ministra de Educación, Mrs. Mary Hanafin y el Dr. Hans Jordens durante la clausura de la primera edición de la EUSO en Dublín

El programa lúdico-cultural, tanto para estudiante como para profesores, permitió el conocimiento de la historia de Irlanda, de la pasión de los irlandeses por la música y la danza, del orgullo que sienten por su pasado y el respeto a las tradiciones.

Conscientes de la repercusión que había tenido la primera edición y considerando la posibilidad de enviar más de un equipo en ediciones posteriores, los profesores Mentores y el recientemente nombrado Coordinador para España, Dr. Rodríguez Renuncio, consideraron conveniente que en sucesivas ediciones se enviase el máximo número de equipos permitidos
por los Estatutos y que cada uno de éstos estuviese formado por tres alumnos pertenecientes al mismo Centro (tanto público como privado), curso y grupo si era posible. Para ello era imprescindible establecer una
convocatoria nacional para la participación y una selección, de entre todos los participantes, de los equipos que cada año representarían a España en la competición a nivel europeo.


En un concierto de música celta

Uno de los equipos en el laboratorio
de la DCU

El Coordinador español y los
Mentores

Todo ello requería, en primer lugar, la aprobación y apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. La intervención de D. Juan Ángel España Talón, Director General de Cooperación Internacional y de la Alta Inspección (departamento del que depende administrativamente la organización de las olimpiadas) en el año 2003, resultó decisiva para crear una estructura organizativa fija que permitiera llevar a cabo las premisas anteriores; además, dada su condición de buen murciano, señalo a la Consejería de Educación de la Región y a la Universidad de Murcia como instituciones participantes en el proceso mediante un convenio de colaboración. En febrero de 2004 se firmo el protocolo correspondiente donde se establecía que el Ministerio se hacía cargo de los premios a
otorgar a los equipos ganadores y del transporte de los equipos seleccionados hasta la ciudad elegida cada año como sede de la competición europea, la Universidad de Murcia correría con los gastos de organización, en los laboratorios de alguna de sus Facultades, de las pruebas que conformaran la fase de selección nacional, mientras que la Consejería de Educación correría con los gastos de alojamiento, manutención y trasporte de los 10 equipos presentes en dicha fase de selección así como de los profesores acompañantes, uno por equipo. Del 10 al 14 de marzo de ese año se llevó a cabo la prueba en los laboratorios de la Facultad de Química, gracias a los esfuerzos de su Decana, realizándose experiencias de Biología de Física y de Química. Tres fueron los equipos seleccionados para participar en la segunda edición de la EUSO.


Todas las delegaciones en la escalinata del Rectorado de la Universidad de Groningen

Quince países de la UE participaron en la segunda edición de la EUSO, organizada por Holanda en la ciudad de Groningen y su Universidad, los siete de la edición anterior (que presentaron equipos competidores) más Chipre, La República Checa, Estonia, Grecia, Letonia, Malta, Polonia y Eslovaquia, que enviaron observadores y por tanto quedaron oficialmente invitados a enviar su delegación en la edición de 2005. El Dr. Hans Jordens, Director en esta ocasión, programó el acontecimiento del 2 al 8 de mayo, haciéndolo coincidir en parte con la fiesta nacional holandesa, el día de la Reina.


Los representantes españoles obtuvieron medalla de bronce en la
EUSO 2004

El Rector durante su alocución en el acto de clasura

La representación española (como ya se ha dicho, formada por tres equipos) obtuvo una medalla de bronce para cada uno de ellos. En el vistoso Rectorado de la Universidad de Groningen se desarrollaron las ceremonias de apertura y clausura, interviniendo en ellas un representante del Ayuntamiento y el Rector Dr. Frans Zwarts. Todas
las actividades que se prepararon, tanto para alumnos como para profesores, tuvieron como objetivo el dar a conocer las particulares características del país, completamente llano, con un suelo especial y ganándole continuamente más superficie mar.

En la reunión del Consejo de Gobierno, que se celebra siempre al final de cada competición, se aprobó la modificación de los Estatutos en el sentido de reducir el número de equipos participantes y el de Profesores
acompañantes; desde entonces, cada delegación está formada por dos equipos de tres alumnos cada uno a los que acompañan tres Mentores, uno por cada disciplina, teniendo que ser o actuar uno de ellos como Jefe de
delegación y Coordinador nacional, es decir, nueve personas en total que podrían estar acompañados también por otros Observadores, los cuales deben sufragarse totalmente los gastos durante los días de competición que
tengan programados.

La edición que más repercusión mediática ha tenido hasta la fecha es la de 2005. Se volvía de nuevo a Irlanda, en este caso a la ciudad costera de Galway desde el 14 hasta el 21 de mayo.


El Comité Científico, en casi su totalidad, durante su visita a los laboratorios de la Universidad de Galway

El debate abierto durante ese año en todos los países de la Unión para la aprobación de la Constitución Europea
propició que se hiciera coincidir la Olimpiada con una serie de actos (conferencias, talleres, etc.), en la que denominaron EuroWeek, tendentes todos ellos a dar a conocer la Carta Magna europea e impulsados por el primer valedor de la idea EUSO, el Ministro, de Asuntos Europeos ese año, Noel Treacy.
Tanto las instalaciones
hoteleras como el programa de actividades quedaron muy por encima de lo que hasta ahora se había conocido, destacando también el hecho de que las pruebas se realizasen en laboratorios pertenecientes a diferentes instituciones, la primera tuvo lugar en las dependencias de la Universidad y la segunda en las del Instituto
Tecnológico.


La delegación española

De enorme interés resulto la visita realizada al complejo
biotecnológico dependiente de la Universidad situado en la costa de Connomara, donde se estaba investigando la posibilidad de criar bacalao en “granjas” y se desarrollaban nuevos alimentos para las especies ya en cultivo (como el rodaballo, la lubina, etc.); también se pudo apreciar, durante la visita a Meditronic Corporate (líder mundial en tecnología médica), el enorme impacto que supuso en la zona el asentamiento de empresas americanas y canadienses de alta tecnología, así como su importancia para el
desarrollo científico-tecnológico del país.


Michael A. Cotter, Director de la EUSO, presentando el
trofeo durante la ceremonia de inauguración
Las actividades lúdicas volvieron a centrarse en la música y en la historia de Irlanda, siendo obligada la visita a un castillo, a un museo para la conservación de los antiguos oficios y labores relacionados con el caballo, un recorrido en barco y una interesante conferencia-debate en la que representantes del gobierno expusieron las razones por las que se están promocionando las comunidades de habla autóctona, “el gaélico”, y las escuelas encargadas de impartir el currículo en dicha lengua.

Los 54 estudiantes participantes correspondían a 18 equipos en representación de diez países: Bélgica (2 equipos), Chipre (2 equipos), Estonia (2 equipos), Alemania (2 equipos), Irlanda (2 equipos), Letonia (1 equipo), Holanda (2 equipos), Eslovaquia (1 equipo), España (2 equipos) y Suecia (2 equipos); el Reino Unido envió esta vez un Observador.

El Dr. William C. Harris, Director General de Science
Fundation Ireland durante su intervención

El Ministro Tracey (a la derecha) entrega el trofeo al equipo de Eslovaquia en presencia de su Embajador

El acontecimiento llegó a juntar unas seiscientas personas en la cena que sirvió como ceremonia de clausura. A ella asistieron, además de varios Ministros del gobierno irlandés, los embajadores
de cada uno de los países participantes, el Presidente del Parlamento Europeo durante la legislatura 1999-2004 junto con varios Europarlamentarios; allí se dio a conocer la clasificación de los equipos y se impusieron las medallas correspondientes.
Victor Raquin, Coordinador para Bélgica, recogió el testigo encargándose de organizar la EUSO 2006 y brindó por el éxito de la competición tanto a nivel científico como organizativo. El equipo de Eslovaquia resulto ser el ganador de la medalla de oro, inscribiendo su nombre en la magnífica copa de cristal de aterford
que fue diseñada desde un principio como trofeo. De los dos equipos seleccionados en la Fase de Selección Nacional celebrada en Murcia uno consiguió una medalla de plata y el otro una medalla de bronce.

En la reunión del Consejo de Gobierno de esta edición se presentó la respuesta de la Ministra de Educación y Ciencia, Dª. María Jesús San Segundo Gómez de Cadiñanos, a las Reales Sociedades de Física y de Química avalando la celebración de EUSO 2009 en España.

No pudo tener un marco más apropiado la ceremonia de inauguración de la 4ª edición de la EUSO celebrada a primeros de abril de 2006 en Bruselas, el Parlamento Europeo. Acompañados por el Ministro de Economía, Ciencia e Innovación del Gobierno Flamenco y la Ministra Presidente de la Comunidad Francesa, además Ministra de Formación de la Región valona, fueron presentándose cada uno de los 23 equipos pertenecientes a los 12 países que en esta ocasión enviaron delegación: Bélgica, Chipre, Estonia, Alemania, Grecia¡, Irlanda, Letonia, Holanda, Eslovaquia, España, Suecia y el Reino Unido, Dinamarca estuvo representada por un Observador.

Las tareas experimentales fueron preparadas y realizadas en la Vrije
Universiteit van Brussel (VUB), la priemera, y en la Université Libre de
Bruxelles (ULB), la segunda, siendo sus coordinadores el Prof. Dr. Luc Leyns y la Sra. Roosje Van Der Driessche bajo la supervisión del Prof. Dr. Louis De Vos, “chairman” de la competición.

Alojadas todas las delegaciones en un céntrico hotel de la capital europea, resultó muy fácil comprobar la universalidad de la ciudad durante los recorridos hasta céntricos restaurantes, las frecuentes visitas a la Grand Place o al archiconocido Manneken Pis.


Los componentes de los dos equipos españoles y su
Guía a las puertas del Parlamento Europeo

Los participantes recibiendo instrucciones antes de realizar las pruebas en la ULB

Ante el ascensor de Strepy-Thieu

El Coordinador y Mentores durante la moderación de
la segunda prueba

De enorme interés cultural resultaron las visitas al municipio de Knokke-Heist (al centro de conservación, playas y dunas) y a la ciudad de Brujas (con la Catedral del Salvador, el Ayuntamiento y la Plaza Mayor), denominado como “un paseo por Flandes”, así como la recepción y cena ofrecida en la Casa Provincial (Provinciehuis) de Flandes
Occidentales. No menos interesantes resultaron las visitas al Atomium, al Real Instituto Belga de Ciencias
Naturales y el viaje a Wallonia (Province du Hainaut) donde pudieron apreciarse las grandes obras de ingeniería que han permitido la comunicación fluvial entre los muchos canales que surcan el territorio (como el ascensor de Strepy-Thieu y el plano inclinado de Ronquieres y Parcours con su torre de control).

Una vez computados los resultados obtenidos por los distintos equipos en las tareas realizadas, el Equipo A de Alemania
consiguió la primera posición y medalla de oro, entregándosele el trofeo en la ceremonia de clausura que se celebró en el Salón de Actos de la ULB. Como en la ocasión anterior, los representantes españoles obtuvieron una medalla de plata y otra de bronce.

Se le informó al Consejo de Gobierno de la realización de la EUSO
2009 en la ciudad de Murcia, una vez confirmada la colaboración de la Universidad de Murcia y la Consejería de Educación y Cultura de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia en la organización del evento.


Los galardonados y la medalla de plata


Presentación de los equipos españoles


Plantando el “árbol del conocimiento”

Potsdam, capital del estado federado de Brandeburgo, con su Astrophysikalisches Institut, donde trabajó Albert Einstein, fue la sede de la última edición de la EUSO, la quinta, desde el 25 de marzo hasta el 1 de abril de 2007. Las pruebas, que se realizaron en en Campus Golm de la Universidad de Potsdam, destacaron por la coherencia en su diseño y por el interés que desde un principio suscitaron para ayudar al Sr. Conrad en el cultivo, procesado y comercialización de la patata, tema en el que se basaron; tanto los alumnos, a pesar de las dificultades que encontraron, como sus Mentores felicitaron al Jurado Científico por su trabajo.

La ceremonia de apertura, se celebró en uno de los salones del grandioso hotel donde estaban alojadas todas las delegaciones (ocupando los terrenos de lo que en su día fueron los hangares de la fábrica de zeppelines), contó con las intervenciones del Primer Ministro del Estado de Brandeburgo, Dr. Platzeckel, el Secretario de Estado del Ministerio Federal de Ciencia e Investigación, Dr. Thomas Rachel, el Consejero de Educación del Estado de Bradeburgo, Holger Rupprecht, el Alcalde de la ciudad Jann Jakobs, y el Presidente de la Universidad, Prof. Dr. Sabine Kunst, los cuales resaltaron en todo momento la importancia de las ciencias en el desarrollo de los países, sobre todo el sostenible, haciendo suya la frase señera de esta edición: “únete al futuro con la ciencia”.

Espectaculares resultaron también las visitas, actividades o excursiones que habían programado: los jardines y palacio de Sansucci, las representaciones teatrales, un recorrido nocturno en barco por el río Havel
atravesando Berlín (con cena incluida), la estación térmica Vattenfall (característica por su impresionante minería de lignito), un recorrido por los lugares más emblemáticos de la capital alemana, la conferencia del Prof. Urs Wyss, la barbacoa y plantada del árbol del “conocimiento” en el campus de la Universidad, el disfrute de un clima tropical en “Tropical Island” en Brand, el paseo por la “villa rusa” Alexandrowka, las instalaciones de Telegrafenberg y los almuerzos en “Alte Meierei” y “Krongut”. Todo fue un completo éxito.

Dieciséis países, 29 equipos en total, compitieron por conseguir resolver lo mejor posible todos los problemas del Sr. Conrad y de paso inscribir su nombre en el trofeo. Bélgica, Chipre, la República Checa, Estonia, Alemania, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Holanda, Eslovaquia, España, Suecia y el Reino Unido estuvieron representados por 2 equipos; Letonia, Lituania y Eslovenia acudieron con un solo equipo.

Para la ceremonia formal de clausura se eligió el marco incomparable
del Biosphere Potsdam, un enorme edificio donde se ha reproducido con
bastante fidelidad parte de la flora y la fauna de la jungla, aunque adornada con detalles modernistas o típicamente urbanos. Con la
presencia de autoridades políticas y académicas, disfrutando de una agradable merienda y amenizados por intérpretes de música y danza clásica se hicieron públicos los resultados y se entregaron las medallas a los equipos.




En el Bundesstag

Los galardonados junto a su Guía

El ganador del trofeo volvió a ser un equipo alemán; las cinco medallas de oro que en esta ocasión se otorgaron se repartieron entre los dos equipos alemanes, un equipo español, uno de los holandeses y uno de los de Estonia.

El otro equipo español obtuvo una medalla de plata.

Hay que destacar que los trabajos realizados por ambos equipos se consideraron sobresalientes, siendo además resaltable el hecho de que se trata de la primera medalla de oro que España gana en competiciones de este tipo.

8ª OLIMPIADA CIENTÍFICA DE LA UNIÓN EUROPEA


Del 11al 17 de abril
“Un largo camino recorrido”

 

Todos nos las prometíamos muy felices al tomar el avión de Iberia con destino a Copenhague aquella mañana soleada del 10 de abril en Madrid. Las previsiones meteorológicas para la semana de estancia en Göteborg eran bastante buenas, con sol y algunas nubes pero sin lluvia apreciable. Además, después de volar hasta la capital llegaríamos hasta la ciudad sueca haciendo un recorrido de tres horas en tren a través del puente de Oeresund,  que tiene una extensión de 16 kilómetros, consta además de una isla artificial y de un túnel. El puente, inaugurado en julio del año 2000, es la obra de ingeniería civil más importante de Europa y empezó a construirse en 1993;  con su apertura quedó conectado todo el continente europeo desde el Polo Norte hasta el puerto español de Algeciras. Aunque no fuimos los primeros en llegar a nuestro lugar de residencia, ("Liseberg Village"), aquello parecía algo solitario y aislado a las diez y media de la noche, ¡y bastante frío!, pero afortunadamente teníamos a Anne-Sofie Mårtenson para ayudarnos en cuanto nos hiciera falta, ¡como encontrar un restaurante para cenar a esas horas!

Durante el domingo nos dedicamos a descubrir las posibilidades de transporte para ir al centro de la ciudad, lo que nos hizo ver que no estábamos muy lejos de él y que la red de transporte público que tienen es excepcional y, una vez allí, a visitar algunos lugares interesantes: el puerto, el museo de arte, la plaza del ayuntamiento y, ….como no, el Hard Rock Café.
         A las cinco de la tarde ya habían llegado todas las delegaciones y Lisebergsbyn parecía todavía más encantador en ese día tan soleado. Los Mentores empezamos a saludar a  los “colegas” de otros años y Kathryn, Francisco Javier, Guillermo, Miguel, Javier y Eduardo supieron quienes serían las o los “partener” de sus habitaciones, lo que trataron de evitar puesto que desde un principio quisieron, los chicos claro, instaurar la “república independiente del reino de España” en una de las habitaciones que les habían tocado, para ello pusieron su bandera “constitucional” en la terraza. El “gobierno del pueblo” no les dejó y al final se alegraron de compartir un corto período de su vida con los compañeros de otros países, haciendo buena amistad con unos y con otras.
         El lunes era el día de la presentación de los equipos, presentación que tuvo lugar en la sala de grados y ceremonias de la Universidad de Göterborg, así como el primer día de trabajo para los Mentores. El acto, en el que intervino el Decano de la Facultad de Ciencias dando la bienvenida a todos los participantes, estuvo realzado por la música tradicional sueca interpretada a piano y violín, y algún otro instrumento extraño, por estudiantes del conservatorio.
Después de una recepción en el en los bonitos salones del Ayuntamiento, unos tuvimos que hacer la visita preceptiva a los laboratorios para revisar las instalaciones y equipos, y otros se fueron a disfrutar de Universeum Science Center,  el mayor museo de Ciencias en Escandinavia, en donde algunos pudieron relajar sus neuronas y “flipar” con los montajes de óptica
Terminada la cena, casi a las seis de la tarde, comenzó la discusión de la primera prueba, cuyo tema era el agua. Se tenía que ayudar a Hon Sala, rulletnauta (porque procede del planeta Rullet) encargado de encontrar solución a los problemas energéticos de su planeta puesto que las fuentes de energía en él se agotaron hace tiempo, basándose en su avanzada tecnología sobre la fusión fría, pudiendo producir toda la energía que quieran a partir del agua pura. El único problema es que en Rullet el agua es escasa y la consideran un “líquido noble”. Antes de dirigirse a la Tierra pasó por el planeta Qeuso, donde encontró abundantes lagos de agua contaminada porque los organismos que vivían en ellos producían alcohol en su metabolismo. Ya en nuestro planeta, sin encontrar grandes cantidades de agua, empezó a recordar las enseñanzas recibidas en la Escuela Científica durante sus años de bachillerato para intentar recoger la máxima cantidad de agua posible por condensación del vapor de agua de la atmósfera, para lo que tendría que determinar la humedad relativa del aire a partir de la temperatura del punto de rocío; también se interesa por la viscosidad de ese agua, la cual quiere medir utilizando un tubo y unas bolitas y, como ha visto correr pequeños insectos sobre la superficie libre del agua, por la tensión superficial de ella, que gracias a la información almacenada en su ordenador podrá medir mediante el método descubierto por el físico francés Pierre Lecomte du Noüy y que le hace recordar sus estudios de biofísica; por último,  está interesado en conocer la dureza del agua realizando una valoración con EDTA. No disponiendo del tiempo suficiente de estancia, pide ayuda a los participantes en la Olimpiada para llevar a cabo todas las determinaciones. Y eso es lo que tuvieron que hacer nuestros chicos el martes 13 (¡) gracias a la traducción facilitada por los Mentores ya que ellos no conocían el lenguaje “rulletiano” o “rulero” (como se le conoce abreviadamente)
 
         El miércoles todos los alumnos se fueron de visita a Varberg, ciudad costera de la provincia de Halland al oeste de Suecia, para ver a Bocksten (hombre momificado del siglo XIV, encontrado en un pantano) y la bala que mató a Carlos XII cuando visitaba las trincheras en Noruega a finales de 1718, todo ello en La Fortaleza;  fueron también a Getterön (una de las mejores reservas naturales de pájaros del norte de Europa), para terminar en Ringhals, la mayor central nuclear de Escandinavia (genera 28 millones de kilovatioshora gracias a sus cuatro reactores) y Grimeton, cuya estación de radio ha sido declarada patrimonio de la Humanidad. Mientras ellos se relacionaban con el medio y los nuevos compañeros, los Mentores nos volvimos a reunir para discutir y traducir la segunda prueba. Ahora se trataba de resolver la  muerte de que según la Dra. Mary Blade, jefe del laboratorio de criminalística, había muerto por envenenamiento con sulfato de cobre(II), envenenamiento que la Inspectora Larsson tendría que resolver puesto que había sido informada de que el desafortunado Erik había recibido un anónimo tres días antes de su muerte con el siguiente texto “On FRiDay yOU shaLl DiE !!!” y en el que los investigadores había encontrado gran cantidad de partículas desconocidas, probablemente de origen biológico. En suma un C.S.I.

         Habría que determinar la hora aproximada de la muerte, analizando la curva de enfriamiento del cuerpo de Erik, el contenido del veneno en su sangre y la procedencia de las partículas analizadas para ir descartando, o no, a cada uno de los cuatro sospechosos que desde un principio señalo la policía: su colega Nils,  su ex-esposa Malin, su primo Anders y  Linda, una antigua socia de negocios. Tanto la Dra. Blade como la Inspectora Larsson pensaron que los participantes en la EUSO estaban suficientemente facultados para llevar a cabo las investigaciones y que serían capaces de descubrir en poco tiempo al asesino o asesina. Tomando como modelo la gráfica de enfriamiento del colinabo, previamente calentado durante bastante tiempo en baño termostático a 50-60 oC, se pudo determinar el período en el que ocurrió la muerte, con lo que se pudo borrar de la lista a alguno de los sospechosos; mediante la valoración con tiosulfato del iodo sobrante de reaccionar con los iones Cu2+ presentes en la sangre de Erik y la medida de la masa de cobre depositado en el cátodo de una célula electrolítica haciendo pasar la corriente por una disolución de la sangre extraída, así como con otros datos aportados por la bibliografía, se pudo centrar la investigación sobre dos personas. Gracias al microscopio se pudieron determinar las especies de plantas de donde procedían las partículas encontradas en el anónimo con lo que, conociendo la historia de los últimos sospechosos, se pudo señalar, en base a todas las pruebas científicas realizadas a lo largo de todo el jueves, la persona que había planeado y llevado a cabo el crimen.

         Y fue entonces cuando el cielo se empezó a llenar de nubarrones, o mejor dicho de una gran nube. Pero no se trataba del cielo de Göteborg ni de una gran nube de agua (que ya le hubiera gustado a Hon Sala encontrar!), sino del cielo de casi media Europa y una enorme extensión del Mar del Norte y el Atlántico que se había cubierto por una nube de ceniza que el volcán situado bajo el glaciar Eyjafjalla, al sur de Islandia, no dejaba de “vomitar”. Como consecuencia de ello casi todo el espacio aéreo europeo se canceló al tráfico. Durante la visita de los Mentores al Observatorio Espacial de Onsala (observatorio radio-astronómico con dos telescopios de 20 y 25 m) y su almuerzo en Gunnebo Slott (con sus bellos jardines neoclásicos) no se hablaba de otra cosa. Nada más volver a nuestro “cuartel general”  tuvimos que establecer un Comité de emergencia para buscarle soluciones a unas 120 personas, preocupadas por su traslado desde Suecia hasta sus países de origen, como Portugal, España o Chipre. Tanto la empresa de autobuses, que puso a nuestra disposición los que fuesen necesarios para realizar los recorridos que considerásemos oportunos, como la dirección de Lisebergsbyn, que ofreció las instalaciones previo ajuste de las plazas disponibles y reorganización del catering, hicieron gala de su profesionalidad. Pero el día ya venía torcido; por la tarde estaba previsto realizar un pequeño crucero por la parte marítima del puerto con cena y espectáculo a bordo, pero no sabemos que dios de la mitología escandinava se encargó de romper alguna pieza de los motores del barco que hizo imposible nuestra singladura. La cena estuvo muy bien y el show, por parte de la tripulación (camareras y camareros), fue genial; pasamos unas horas extraordinarias …… amarrados a puerto. Después a dormir y a seguir las noticias de la evolución de la nube (que ponía las cosas cada vez más oscuras) e ir agrupando delegaciones por recorridos para abaratar los costes y reducir tiempos. Fue una noche movidita.

         Con un plan ya casi trazado, el viernes por la mañana el Comité Científico se dedicó a la moderación de las puntuaciones obtenidas en cada prueba (discusión y justificación de las diferencias existentes entre las asignadas por los correctores de las pruebas y las otorgadas por los Mentores, ¡que también corrigen!) y al establecimiento de los rangos que corresponderían a cada grupo de medallas. Por la tarde, y de nuevo en la sala de grados de la Universidad, se llevo a cabo la ceremonia de entrega de medallas, proclamación del equipo ganador de esta octava edición y clausura de la misma, también presidida por el Decano e igualmente amenizada por la interpretación de varios fragmentos musicales. Los resultados y calificaciones pueden verse dentro de la web oficial de EUSO 2010 (http://www.chemsoc.se/sidor/KK/EUSO2010/results.pdf). Como fin de fiesta fuimos obsequiados con una deliciosa cena, la  farewell dinner,  y pudimos escuchar y/o bailar la música que nos ofreció uno de los jóvenes grupos de  pop-rock de la ciudad. Después ….., después a seguir preocupados por el viaje de vuelta.
        
Nosotros lo teníamos claro, el sábado por la mañana teníamos que tomar de nuevo el tren hasta el aeropuerto de Copenhague, acercarnos a los mostradores de check-in, comprobar que nuestro vuelo estaba cancelado, como todos los demás, y empezar a buscar una compañía de alquiler de coches que tuviera disponibilidad de alguna furgoneta o coches en los que cupiéramos todos, con la mayor comodidad, y los equipajes. A las 14:14 del día 17 salíamos de los aparcamientos del aeropuerto con una Vito y un Touran, con la intención de cruzarnos toda Europa, de norte a sur, en el menor tiempo posible y con el imperativo de llegar a la oficina de la arrendataria en Freiburg im Breisgau (Alemania) para ver si debíamos dejar los coches, nos los cambiaban por otros o nos dejaban continuar con ellos hasta Perpignan, donde se suponía que podríamos tomar un tren con destino a Barcelona y desde allí hasta Madrid, Málaga y Murcia.

         Salvo unas pocas gotas que nos cayeron cuando dejábamos Copenhague, durante todo el recorrido, 2150 kilómetros, tuvimos una climatología inmejorable. Nuestra primera etapa nos llevo hasta Gotinga (Göttingen), ciudad de la Baja Sajonia (en el centro de Alemania), donde encontramos un bonito hotel de carretera o polígono industrial a eso de las once de la noche, nos habíamos desplazado con rapidez pero teníamos que mejorar la media. A las siete de la mañana del día siguiente ya estábamos desayunando y comentando lo que nos quedaba hasta Freiburg, las paradas que deberíamos hacer y las posibles decisiones a tomar en el caso de no poder disponer de los vehículos a partir de esa ciudad; todo eso sin dejar de consultar en Internet la evolución de la nube, la posibilidad de encontrar algún aeropuerto abierto donde poder embarcar para Madrid o las conexiones que tendríamos que hacer  para poder llegar a Portbou o Hendaya en tren. La huelga en los ferrocarriles franceses (SCNF) y el cierre de los aeropuertos más cercanos nos ponían las cosas cada vez más difíciles, las cuales siguieron complicándose cuando al fin pudimos llegar después de una hora de búsqueda a la oficina de Hertz y observamos que allí no había nadie que nos pudiera atender. No sabemos si por casualidad, por la fuerza de nuestra mente o por auténtico milagro, a los diez minutos de nuestra desesperada espera llegó un chico alto, muy alto, empleado de la empresa, que nos facilitó enormemente las cosas para que pudiésemos continuar nuestro camino hasta Perpignan en las mismas condiciones. A la caótica estación de la capital del departamento de los Pirineos Orientales llegamos a las 22:45 con la sana intención de conseguir un billete de tren, a la hora que fuese, que nos llevara hasta Barcelona, un hotel donde poder dormir siempre que fuese necesario y la localización de la oficina para poder dejar los dos automóviles; lo único que pudimos conseguir fueron once plaza en un autobús (sustituto del tren) a las ocho y media de la mañana y hasta Cerbère, habitaciones en un alejado hotel, lleno hasta los topes, y la promesa de que podríamos dejar las llaves en la recepción de uno de los hotelitos cercanos a la estación que, como todos los del alrededor y del centro, esa noche estaba completo.

         Cuando llegamos a Cerbère nos dimos cuenta de que no habíamos ganado mucho, allí la estación estaba cerrada, no había taxis disponibles ni línea de autobuses para pasar a España; menos mal que el conductor de una de las furgonetas utilizadas para trasportar personas físicamente disminuidas hasta los centros de salud o colegios, y que se había dedicado a hacer su agosto durante esos días de abril, nos ofreció sus servicios y pudimos enviar una avanzadilla de siete hasta la estación de Portbou, no sin antes ejercer nuestros derechos de asiento en el próximo viaje por haber sido los primeros en contactar con él puesto que el resto de pasajeros del autobús se encontró con el mismo problema. Por fin logramos montarnos en un tren regional del que nos bajamos en la estación de Sanz a las 13:45, volviéndonos a montar a las 15:00, ellos en el Ave y yo en el Talgo, pensando en que ya íbamos a llegar a nuestra anhelada casa; cuando eran las 23:00 horas del día 19 de abril abría yo la puerta de la mía.

  Jorge Molero Fernández
Coordinador Nacional

 



OLIMPIADA CIENTÍFICA DE LA UNIÓN EUROPEA